Ir al contenido principal

Dueños regalaron un banco a su perro para que pueda andar de chismoso y saludar al vecino

A Guiseppe el labrador color chocolate le faltaban un par de centímetros para poder conectar con los gran daneses que vivían del otro lado. Viéndolo triste, sus dueños tuvieron una idea genial: remediar esa distancia con algo que encontraron en su cocina.

Nadie en su sano juicio podría describir a un labrador como una raza “pequeña” de perro. Pero comparados con la más grande de todas, los majestuosos gran daneses, estos tiernos compañeros de juego de pelaje como el terciopelo, se pueden llegar a ver algo menores. Eso fue lo que le jugó en contra a Giuseppe, un labrador color chocolate, que era vecino de Vito y Bambino, dos enormes gran daneses. 

Debido a su altura y largas piernas, Vito y Bambino acostumbraban aparecer en el muro para saludar a Giuseppe e invitarlo a jugar. El problema era que por más que tratara, al labrador le faltaban un par de centímetros para alcanzar a sus vecinos. 

Sus dueños observaban esta escena con tanta ternura como gracia.

Los esfuerzos de Giuseppe por alcanzar a sus vecinos los enternecían, hasta que de un momento a otro Robert Carnes, el dueño del labrador tuvo una idea genial: ¿por qué no le daban los centímetros que le hacían falta a su querido cachorro?

La solución no estaba más lejos de la misma cocina de Robert. Trayendo un piso de ese lugar, y ubicándolo contra la pared, el dueño le dio a su perro la ventaja que le hacía falta para igualar a los gran daneses del otro lado de la cerca. Giuseppe se demoró un par de segundos en entender qué era lo que estaba pasando, pero cuando vio a uno de sus vecinos aparecer sobre la verja, su cerebro lo conectó todo. 

Apoyando sus patas en la banca, Giuseppe pudo por fin llegar a la altura de la verja en la que aparecía el rostro de sus enormes vecinos.

De acuerdo a lo que Robert contó a Just Something, ahora su querido labrador pasa las tardes olisqueándose con sus vecinos a través de la verja. Un poco más abajo, su colita no deja de moverse sobre el banquillo que él le colocó para ayudarlo. 

A pesar de lo territoriales que pueden llegar a ser, los perros adoran tener contacto con otros como ellos. Es por esto que los caniles u otros lugares donde se puede llevar a las mascotas a conocer a sus vecinos son tan populares, además de que en muy pocas ocasiones son el lugar donde ocurre una pelea o cualquier clase de desacuerdo entre perritos.  

Entradas más populares de este blog

Perro sin hogar tiende su cama diario, para que vean que es un niño bueno y lo adopten

Perro y Bombero pelean por un trapo durante un noticiero en vivo

Marmota roba cosecha de granjero y se la come frente a su cámara de seguridad [VIDEO]

Hombre lleva a su perrito moribundo a su montaña favorita en una carretilla

Manda a su perrita por chetos para no salir de casa y el plan resulta un éxito

Perro perdido se sube diario al bus buscando a su dueño. Sus ojos llorosos claman ayuda

Regresan a su casa incendiada un mes después y encuentran a su perro esperándolos

Ahora puedes tener una mini vaca esponjosa, y son mascotas increíbles