Ir al contenido principal

Perro asustado abandonado en la carretera se derrite en los brazos de su rescatador


Abandonada para valerse por sí misma al costado de una carretera desolada, esta perrita tenía todas las razones para sentirse desconfiada y asustada.

Pero a pesar de su triste experiencia, el instinto de confianza y amor del cachorro nunca se perdio.

Recientemente, la rescatadora de animales Georgiana Neagu compartió imágenes desgarradoras del momento en que se encontró con el perrito varado mientras conducía en Rumania.

Se ve al perro asustado corriendo hacia Neagu después de que detuvo su auto, solo para encogerse de miedo y llorar cuando Neagu se acercó a ella. El trauma que el perro había soportado, al parecer, la hizo dudar de que alguien realmente la tratara con amabilidad.

"Con miedo pero con la necesidad de confiar en alguien"

Pero una vez que se puso a salvo, el perrito pronto floreció, lamiendo a Neagu como para agradecerle por hacerla sentir lo suficientemente segura como para volver a ser su dulce yo.

Es posible que nunca se sepa con certeza cómo terminó el perro en ese peligroso lugar. Pero una cosa está clara: su futuro ahora nunca ha sido tan brillante.

"Se llamaba Paula", dijo Neagu. “Ella todavía está conmigo hasta que encuentre un hogar. Tiene alrededor de 11 meses y es un amor ".

A continuación el video del rescate:

Entradas más populares de este blog

Perro sin hogar tiende su cama diario, para que vean que es un niño bueno y lo adopten

Perro y Bombero pelean por un trapo durante un noticiero en vivo

Marmota roba cosecha de granjero y se la come frente a su cámara de seguridad [VIDEO]

Hombre lleva a su perrito moribundo a su montaña favorita en una carretilla

Manda a su perrita por chetos para no salir de casa y el plan resulta un éxito

Perro perdido se sube diario al bus buscando a su dueño. Sus ojos llorosos claman ayuda

Regresan a su casa incendiada un mes después y encuentran a su perro esperándolos

Ahora puedes tener una mini vaca esponjosa, y son mascotas increíbles