Ir al contenido principal

Perrita fingió estar ciega para no ser molestada por su energético hermano


Cuando Elle Nailga comenzó a trabajar más de lo habitual, le preocupaba que su perra, Bella, se sintiera sola. Ella pensó que sería divertido para ella tener un amigo cerca, así que le dieron la bienvenida a un pequeño cachorro pug llamado Baguette en su familia.

Bella estaba súper emocionada cuando conoció a Baguette, y la pareja se unió rápidamente. Sin embargo, después de un tiempo, Bella se dio cuenta de que Baguette tenía mucha más energía que ella y no siempre entendía cuándo terminaba de jugar.

Entonces, Bella tramó un plan.

Nailga comenzó a notar que a Bella le costaba subirse y bajarse del sofá y que también chocaba con cosas de vez en cuando. Pensó que era extraño, pero Bella parecía estar bien por lo demás y no estaba herida ni nada, así que no pensó demasiado en eso. Entonces, las cosas se intensificaron.

“Una mañana, desperté a Bella y Baguette para jugar a buscar”, dijo Nailga. “Tiré el juguete, pero Bella no quería ir tras él. Pensé que tal vez era solo porque Baguette lo tomó primero, así que sostuve a Baguette para que se quedara y lo lancé, pero Bella estaba sentada allí mirándome. Ni siquiera siguió la dirección del juguete… ¡Fingí que estaba a punto de pincharle el ojo y ella NO PARPADEO! Fue entonces cuando realmente me preocupé y pensé que definitivamente algo andaba mal con sus ojos”.

Nailga llevó a Bella al veterinario y, después de hacerle algunas pruebas, le diagnosticaron ceguera aguda. El veterinario recomendó que Nailga llevara a Bella a ver a un oftalmólogo lo antes posible. Presa del pánico, rápidamente hizo una cita, pero los resultados definitivamente no fueron los que esperaba.

“Los especialistas me dijeron que hicieron una prueba de laberinto con las luces encendidas y apagadas, así como algunas otras pruebas”, dijo Nailga. “Se sospechaba que Bella podría no estar completamente ciega porque todavía podía caminar por el laberinto sin chocar con ninguno de los obstáculos. Dijeron que su comportamiento era muy 'inconsistente'".

Después de algunas pruebas más, el oftalmólogo llamó a Nailga con los resultados. Al final resultó que, Bella no estaba ciega en absoluto.

“Dijo que sus ojos funcionaban perfectamente bien”, dijo Nailga. “Me preguntó si había algún cambio en la casa o en su estilo de vida, porque esto puede ser un problema de comportamiento . Le dije que había conseguido un cachorro, y fue entonces cuando pensó que Baguette estaba causando esto... Se dieron cuenta de que ella estaba tratando de evitar e ignorar a Baguette”.

Aparentemente, Bella había decidido que necesitaba un descanso del nuevo cachorro, así que fingió estar ciega para no tener que jugar con ella.

Desde entonces, la madre de la pareja ha estado muy pendiente de asegurarse de que Bella tenga espacio y tiempo para ella sola, lejos del cachorrito muy enérgico. Baguette también está aprendiendo a tener mejores límites, y Bella se ha vuelto mucho más relajada con su nueva hermana pequeña.

Todavía puede tomar algún tiempo antes de que las hermanas se ajusten por completo a los estilos de cada una, pero ahora las cosas están lo suficientemente tranquilas como para que, con suerte, Bella no sienta la necesidad de fingir que está ciega de nuevo.

Entradas más populares de este blog

Perro sin hogar tiende su cama diario, para que vean que es un niño bueno y lo adopten

Perro y Bombero pelean por un trapo durante un noticiero en vivo

Marmota roba cosecha de granjero y se la come frente a su cámara de seguridad [VIDEO]

Hombre lleva a su perrito moribundo a su montaña favorita en una carretilla

Perrita lleva a su cachorro con su dueño para que acaricie a ambos en su regazo

Manda a su perrita por chetos para no salir de casa y el plan resulta un éxito

Perro perdido se sube diario al bus buscando a su dueño. Sus ojos llorosos claman ayuda

Regresan a su casa incendiada un mes después y encuentran a su perro esperándolos